mirror series

Las caras es un elemento fundamental a la hora de reconocer emociones y sentimientos. Se adapta al entorno y circunstancias. Es quizás un muro entre lo exterior y lo interior, un muro semipermeable sí, pero un punto de diferenciación. Mi intención es generar un diálogo, que, aunque a simple vista genera una dualidad con la naturaleza, con la tierra, con el agua, con la luz y con las sombras; estos en realidad hablan de nosotros mismos, la mente y el interior. La presencia de objetos que, descontextualizados nos habla menos de ellos y más de nosotros, como el reflejo segmentado, extraído de una imagen, pierde la identidad, sirviendo como ventana, como una muestra de lo que llevamos dentro, un sentimiento nudoso como un árbol, altivo como una montaña, plácido como un atardecer o brillante como un destello en el agua.
Al final es la búsqueda de lo simbólico. Plantear una duda sobre un nosotros, sin ojos, sin boca, sin cara, pero aun así llegar a mostrarnos.