Rechikuru

La piel se adapta, cambia y se mueve ante estímulos externos, la piel es flexible. Mi diseño habla precisamente de esto, la flexibilidad, como una estructura reticular aplicada, de cerámica y papel. Como resultado se generan un objetos con características como una fuerte función estética sirviendo de decoración e invitando a la contemplación, abstracción e interacción. Actúa como luminaria, pudiendo adecuar la forma a necesidades y criterios del usuario, además, al igual que la piel la luz transluce entre los huecos de los módulos como vetas.